La Autoestima 🤔 ¿De verdad sabes lo que es?

Teclea en Google “autoestima” y verás como aparecen miles y miles de búsquedas entre las cuáles unas son escritas por profesionales dotadas de conocimiento y otras no tanto…  Es una gran caja de Pandora llena de misterios. Hay tanta información sobre ella que cuando pregunto ¿qué es la autoestima? la duda nos invade. En el artículo de hoy, vamos a ir a lo sencillo y vamos a desvelar qué es la autoestima y para ello, debemos hablar del autoconcepto y su función en nuestra salud mental. Siéntate y abróchate el cinturón que vienen curvas.

¿Qué es el autoconcepto?

Desde nuestra más tierna infancia, empezamos a formar una imagen sobre nosotros mismos. Esta imagen puede coincidir o no con la que tienen los demás. Nuestra visión, será un factor importante a la hora de interactuar con nuestro entorno. Te estarás preguntado, y ¿qué tiene que ver esto con la autoestima? Verás, si tu visión coincide con la “realidad” ( hoy no vamos a entrar en eso), más adecuada será tu interacción con el ambiente y más te aceptarás. En definitiva, el autoconcepto es la base de la autoestima. Te gustaría descubrir: ¿Cómo mejorar tu autoconcepto?. Ahora que ya hemos construido los cimientos, pasemos al núcleo de la cuestión.

Autoestima gif

¿Qué es la autoestima?

Tal y como lo describe Luís Rojas Marcos en su libro, es el sentimiento, placentero de afecto o desagradable de repulsa, que acompaña a la valoración global que hacemos de nosotros mismos. Esta autovaloración intelectual y afectiva se basa en nuestra percepción, más o menos positiva o negativa, de las diversas partes de nuestra persona y de nuestra vida que seleccionamos porque las consideramos relevantes. En definitiva, es el resultado emocional de si aceptamos o no nuestro autoconcepto.

En la actualidad, la promoción de la autoestima está en auge, es útil hasta para las campañas de marketing. Por tanto, aumentar la autoestima se ha considerado un objetivo mayoritario y muy deseable en la población general. Pero coincido con Luís Rojas en que generalizar nunca es bueno…esto hay que cogerlo con pinzas. Tener una autoestima alta no siempre es saludable y una autoestima baja no es causa de inadaptación. Hay que focalizar nuestra atención en los ingredientes que consideras importantes a la hora de medir tu valía y cómo lo empleas en tu día a día.

Imagen de una mujer con autoestima

¿Qué NO es la autoestima?

Cuando hablo de autoestima NO quiero decirte que tienes que querer y adorar cada faceta y rincón de tu ser, NO. La autoestima surge de observarte y aceptar tu autoconcepto. Es decir, de ACEPTARTE (lo cual no quiere decir que no puedas cambiar aspectos de tu vida, por supuesto).

NO es un concepto estable en el tiempo. Puesto que somos animales sociales y el ambiente es nuestro hogar, la autoestima fluctúa en función de situaciones vitales y circunstancias de la vida.

NO se puede modificar: ERROR. Buenas noticias, SI se puede modificar, en consulta, cada día se observa como el cambio de la autoestima es progresivo y es un factor importante en la mejora y equilibrio mental del paciente.

¿Por qué es tan importante tener una autoestima saludable?

Tal y como lo hemos destacado previamente, la autoestima es la base de nuestra salud mental. Con una autoestima saludable (me refiero a una autoestima constructiva, en la cual te valoras de manera positiva, razonable y optimista), tu interacción con el entorno será mejor, podrás crecer como persona y tu satisfacción con la vida será mayor. Por otro lado, es una base esencial en las relaciones sociales, con lo cual, tu red social real (no Facebook, twitter o Instagram) será más rica. Por último, y en mi opinión, lo más importante, aceptarte (y no digo adorarte) es el primer paso para el cambio.

Mujer floreciendo gif

¿Cómo mejorar la autoestima de una persona?

Esta es una de las preguntas que más me hacéis llegar y no es tan sencilla de responder. Cientos de libros con poca evidencia, prometen resultados y ofrecen pautas sin tener en cuenta el mundo en el que vivimos cargándote de culpa cuando ves que no consigues llegar a ese nivel de autoestima irreal. De hecho, el ingrediente fundamental es el conocimiento. Te estarás preguntando… ¿conocer el qué, Andrea? Te lo cuento en este artículo en el que hablo de los estereotipos que nos encasillan y nos hacen creer que no podemos hacer ciertas como estudiar matemáticas, liderar un proyecto o hacer ciertos deportes… esto es lo que denominamos estereotipos y, por supuesto, afectan a tu autoestima.

¿Cuáles son los tipos de autoestima?

La investigación comenta que hay 3 tipos de autoestima: la autoestima derrumbada o baja, la autoestima vulnerable o regular y la autoestima fuerte o elevada. Estas etiquetas pueden ser útiles para hacernos a la idea de que la autoestima puede fluctuar entre varios niveles, no obstante, se puede malinterpretar llevándote a sentir culpa por no tener esa autoestima fuerte/elevada que predican muchos profesionales. La autoestima no define tu valía como persona, es otro aspecto más de tu personas. Además, ten en cuenta que se ve influenciada por tu entorno. El objetivo no es tener una autoestima alta sino una autoestima saludable, ajustada a nuestra realidad. Recuerda que estas etiquetas son teóricas y para nada describen el mundo en el que vivimos el cual es mucho más complejo que encasillarnos en 3 conceptos.

¿Cuáles son los síntomas de una persona con baja autoestima?

Esta es otra de la grandes preguntas que me hacéis llegar. Antes que nada, reformulemos esta pregunta, en lugar de decir síntomas hablemos de señales. ¿Porqué? Pues, tal y como te decía antes, tener una autoestima más o menos alta no es signo de que tienes una enfermedad y por tanto tienen que curarte. La autoestima es un ingrediente más de tu persona que va variando conforme vas viviendo situaciones en las diferentes áreas de tu vida (laboral, familiar, amorosa…). Sé que estoy repitiéndolo mucho pero si te quedas con algo quiero que sea esto: la autoestima fluctúa como la temperatura en la tierra, habrán días de calor y días helados, lo importante es que permanezca en esos límites saludables.

A lo largo de la lectura, te habré desmontado mitos y reforzado ideas. La desinformación nos ahoga con creencias que no permiten que vivamos acorde a nuestra naturaleza. Espero que hoy te hayas conocido un poquito más y continuemos compartiendo este pequeño momento, en el cuál tu te conoces y yo te acompaño en el camino.

Si te has quedado con ganas de aprender algunos falsos mitos sobre la autoestima te dejo este artículo: 5 mitos sobre la autoestima.

Si estás en esta situación y no sabes cómo gestionarla, no dudes en ponerte en contacto conmigo para preguntarme y pedir ayuda psicológica: andrea@tuespaciodeterapia.com . No estás sola en esto.

No tengas miedo de los cambios lentos, sólo ten miedo de permanecer inmóvil.

Proverbio Chino

Un abrazo,

Andrea M.P.

Agradecimientos a Luís Rojas Marcos por inspirarme y dotarme de conocimiento sobre el maravilloso universo de la autoestima.

 

Deja un comentario