¿Cómo fortalecer tu autoimagen?

En la actualidad, la crueldad cuando alguien se sale de los estándares de belleza está presente en las redes sociales a todas horas. Esto a la larga, tiene consecuencias psicológicas ya que deja una huella en tu autoestima, concretamente, en tu autoimagen. Por ello, le dedico un artículo a este tema de gran importancia. ¿Qué vas a aprender en este post? Qué es la autoimagen (te explico más detalladamente este concepto en este vídeo) y cómo reforzarla.

Te explico que es la autoimagen

Es la imagen que te vas formando de ti mismo/a desde tu infancia en base a las relaciones y comparaciones con tu entorno de referencia. En definitiva, cuánto te agradas.

¿Qué hacer para fortalecerlo?

1. Define tus propios criterios de belleza:

No te dejes llevar por las modas, cada persona es diferente. Por lo tanto, los gustos personales varían enormemente, busca tu opinión propia. De esta manera, empezarás a conocerte mejor y a reforzar tus propios criterios sin dejarte llevar por las opiniones ajenas. Esto te ayudará a procesar mejor las críticas ya que comprenderás que para gustos…colores. Lo importante es que te guste a ti en primera instancia y no a los demás.

2. La perfección física NO existe:

Tras haber formado tus propios criterios de belleza, te habrás dado cuenta que cada persona es diferente y, como tal, cada uno tiene cosas especiales en su ser.Empieza a disfrutar de cómo eres, de lo que te gusta de ti, ves descubriéndolo poco a poco. En la actualidad, hay una exigencia con respecto al físico que te frustra si te adentras en este mundo de la “perfección” y lejos de ayudarte, empezarás a centrarte cada vez más en tus defectos, olvidando tu esencia. Flexibiliza esta exigencia, los límites entre lo bello y lo feo son difusos. ¿Qué es la belleza? ¿Qué es la fealdad? Complicado, ¿verdad?

3. Descubre y destaca lo que te gusta de ti:

Parece imposible cuando no estás acostumbrado/a a ello, no obstante, puedes empezar dando un pequeño paso. Ese día en el que te levantas con el pie izquierdo, de mal humor, ves que te ha salido un grano… ¿te suena esta situación? Pues ante esto, no maximices el grano (u otro defecto), no destroza tu cara, este “defecto” se irá y nadie va a quedarse mirándolo eternamente. En lugar de centrarte en él, pon el foco en lo que te gusta de ti ese día (tu pelo, piel, manos, etc).

4. Tu autoimagen se la transmites a los demás:

Así es, parece que no influye pero las personas lo captan por tus gestos, maneras de hablar, postura, etc. Si te sientes una persona interesante darás esa imagen a los demás y te tratarán de acuerdo con ella. Con lo cual confirmas lo que piensas con respecto a ti mismo/a. Como ves, la belleza es mucho más que tu aspecto físico, es una actitud. Tú vas creando el contexto, ¿por dónde empezar? Rompe el círculo de menosprecio e insultos y empieza a hablarte mejor.

5. Tu aspecto físico es sólo uno de los componentes de tu autoimagen:

Tal y como te lo he ido contando a lo largo del artículo, tu físico es un componente más de tu imagen. Eres mucho más que tu cuerpo. De hecho, el atractivo va más allá del físico. Te voy a plantear un ejercicio de reflexión para que indagues en este tema, ¿qué tienes detrás de tu aspecto que te hace ser quién eres?

6. Deja de magnificar lo que te disgusta:

Al magnificar tus “defectos”, lo que te gusta de ti se tiñe de un tono desagradable escondiendo tu esencia. Al darte cuenta de que estás siendo demasiado exigente contigo mismo/a, empezarás a flexibilizar tus creencias sobre lo que significa para ti la belleza. De esta manera, dejarás la lupa de lado y empezarás a fijarte en los atributos positivos.

7. No te compares injustamente:

Tras haber leído los puntos anteriores, te estarás empezando a dar cuenta de lo importante que es captar tu esencia y valorarte más allá de lo que se ve. No eres un artículo de compra y venta, eres una persona y eres única/o a tu manera. La comparación no es una buena herramienta para darte valor ya que siempre van a haber personas que tengan más y menos que tú. La mejor opción es centrarse en ti misma/o sin compararte, acéptate y aprende a quererte un poco mejor.

No hay una autoimagen perfecta depende de la persona. Lo importante es que te sientas bien contigo misma/o. Estos puntos que acabo de contarte tienen como objetivo que conozcas los aspectos más importantes para fortalecer tu autoimagen. No obstante, es puramente informativo, si observas que necesitas ayuda profesional, no dudes en preguntarme tanto en los comentarios como por correo a andrea@tuespaciodeterapia.com o acudir a algún compañero/a psicólogo/a o psiquiatra.

La peor soledad es no estar a gusto con uno mismo, Mark Twain.

Andrea M.P.

Deja un comentario