Aprendiendo a construir una relación de pareja sana

Una relación de pareja sana se construye sobre unos pilares muy potentes. En la actualidad, todos conocemos a gente que sufre por amor, se ha normalizado. En este post vamos a centrarnos en las relaciones de pareja concretamente. Dejemos de lado el famoso dicho popular “allí donde el amor se engendra, se engendra también el dolor” o “amor y dolor, son del mismo color”. No, el amor NO duele ni se depende de ese amor. El amor es querer desde la libertad.

¿Cómo se construye una relación de pareja sana desde el respeto y la libertad?

El primer paso es la existencia de una comunicación fluida entre ambos. Ésta debe basarse en el respeto hacia el otro, el cariño y la empatía. Además, ese esencial que atiendas el lenguaje no verbal de tu pareja y el tuyo. La mayoría de las ocasiones nos aporta mucha información para comprenderles mejor y tratarles con respeto y dignidad.

Si quieres aprender claves para respetar más y mejor, este post te interesa.

El segundo paso es la resolución de conflictos. La mejor opción es resolverlo de una forma saludable que respete los derechos de ambos. Es esencial que te centres en el presente, evitando alimentar viejos rencores. Elije tus argumentos y defiéndelos de manera asertiva, evitando la agresividad y hostilidad a toda costa. Por otro lado, saber perdonar también es una opción interesante siempre y cuando se haya resuelto el asunto y no te sientas insultado o mal tratado por el otro. Todo ello, termina cuando ambos os ponéis de acuerdo, hacéis las paces y ponéis fin al conflicto sin reprocharlo.

El tercer paso para lograr una relación de pareja sana es la construcción de una relación de confianza. Esto se basa en dar y recibir consuelo al otro. Ambos sentiréis que no estáis solos y que tendréis el apoyo del otro en momento difíciles o de alegría.

El cuarto paso es el establecimiento de unos límites saludables. Son límites acordados (NO son prohibiciones) entre ambos en función de lo que cada uno considera que le hará sentir bien. Recuerda que dichos límites no restringen tu capacidad de tener amigos/as fuera del círculo de tu pareja o realizar actividades de ocio con otras personas. Antes de estar con tu pareja, tenías una vida y ahora que la tienes no tienes que dejarla de lado. Puedes disfrutar de este círculo de amigos/as sin su compañía. Asimismo, es muy importante que recuerdes que puedes y debes mantener la privacidad. Que exista confianza en la pareja, no quiere decir que se pueda traspasar la barrera de su espacio personal cuando queramos, esto es un ataque a su persona y una muestra de desconfianza. Esto no se puede permitir.

En este post quiero acabar con una frase de la mítica Frida Kahlo que inspira y te hará replantearte las relaciones que vas a querer construir a partir de ahora, “quédate con quien te mire como si fueras magia“. ¡Hasta pronto pensador@s!

Andrea Martínez Pellicer, creadora de Tu Espacio De Terapia.

Agradecimientos:

Esta vez, se lo quiero agradecer Alfonso Casas por la maravillosa labor que realiza ilustrando situaciones amorosas comunes y acompañando a miles de personas a través del arte. También quiero agradecérselo a Charuca por haberme inspirado gracias a su podcast “cómo distinguir entre amor del bueno y otros sucedáneos junto con Alfonso Casas. Ha sido muy cautivador y enternecedor escucharos y aprender de vuestras experiencias.

Deja un comentario