Imagen corporal negativa: “no me gusta mi cuerpo”

En la actualidad, habrás visto en las redes, publicaciones anunciando “cambia tu cuerpo en 5 semanas para estar como yo” o “pierde 10 kilos para quererte más”… y mucho más. Desgraciadamente, tienen mucha visibilidad y no ayudan en absoluto, es más, refuerzan que empeore la relación que tienes con tu cuerpo. La imagen corporal va mucho más allá del físico…hay que ahondar hasta llegar a tu mundo emocional, a tu historia personal. En este artículo, veremos en qué consiste la imagen corporal negativa y qué hacer cuando piensas que tienes una relación negativa con tu cuerpo.

¿Qué es la imagen corporal?

Antes de definirla quiero recalcar que el rechazo del cuerpo no sólo está presente en personas diagnosticadas con un trastorno alimentario o trastorno dismórfico corporal. Tener una imagen corporal negativa y sufrir por ello ocurre en la población general.

Hay que destacar varios componentes:

  • Es lo que piensas, sientes y cómo percibes y actúa con respecto a tu cuerpo.
  • La forma en la que te ves a ti mismo.
  • Todo lo que te han dicho que eres los demás.

Como ves, la imagen corporal no es exclusivamente negativa o tienes que estar dañada.

Se considera una imagen corporal negativa cuando hay una insatisfacción o rechazo al propio cuerpo. Esto ocurre como consecuencia a una discrepancia entre el ideal de belleza corporal y la realidad que percibes al ver tu cuerpo.

Esto se traduce en limitaciones conductuales y baja autoestima, por ejemplo todos hemos oído decir a varias personas: “no puedo llevar esta camiseta hasta que esté delgada”.

Si quieres saber más sobre la autoestima, léete este artículo, te abrirá paso a este maravilloso mundo.

Detrás de esta imagen corporal negativa hay una serie de exigencias autoimpuestas por las redes, cánones de belleza etc.

¿Qué puedes hacer si te sientes identificado?

En primer lugar, sentirte identificado ya es un paso enorme, así que enhorabuena. No es un proceso fácil, no obstante, merece la pena que te des esta oportunidad y vivas con tu cuerpo desde la aceptación y el respeto.

Esto no quiere decir que te encante cada rincón de tu cuerpo, es utópico. Lo importante es que seas consciente de que cada cuerpo es distinto y no hay ninguno mejor que otro.

Si sientes que estás en esta situación, no dudes en acudir a un profesional de la salud mental que pueda acompañarte en este camino hacia una aceptación de tucuerpo.

Cada persona es un mundo, apoyemos la diversidad corporal. El futuro está lleno de cuerpos sin patrones.

Andrea Martínez Pellicer.

Imagen de El Mercurio.

Deja un comentario