¿Cuál es la diferencia entre Meditación y Mindfulness?

En la actualidad, los términos son 2 conceptos que son utilizados frecuentemente e indistintamente, lo cual genera mucha confusión. Por ello, el objetivo de este artículo es comprender la diferencia entre meditación y mindfulness.

Tal y como te comentaba previamente, quiero que arrojemos un poquito de luz ante tanta confusión conceptual. No obstante, también, soy consciente de que las redes sociales están inundadas de información sobre los beneficios de la meditación y el mindfulness, y lejos de aclarar puede confundirnos más. Por este motivo, iremos sin prisa pero sin pausa, entendiendo cada concepto de una manera sencilla y práctica.

Ante de meternos de lleno, lo primero que quiero dejar claro es que el mindfulness y la meditación NO son los mismo, no obstante, es importante que destaquemos que están relacionados.

Dicho esto, allá vamos…

¿Qué es la Meditación?

La meditación no es una técnica que te vaya a cambiar o convertir en otra persona. En realidad, es mucho más normal y terrenal que lo que nos venden en algunos medios. Tampoco vas a alcanzar la felicidad absoluta ni vas a eliminar el sufrimiento de tu vida. Meditar equivale a entrenarse para estar más atentas/os en el aquí y ahora. Por tanto, nos ayuda a tener un estilo de vida más saludable y equilibrado(teniendo en cuenta las fluctuaciones propias del ser humano). Se trata de entrenar nuestra atención y adquirir un sentido de perspectiva más saludable. Cuando empiezas a practicar la meditación no vas a tratar de anular tus emociones o pensamientos. En realidad, todo lo contrario, aprenderemos a comprenderlos.

Por lo que la meditación ni es dejar la mente en blanco ni tiene como objetivo que llegues a una felicidad absoluta ni es una técnica de relajación. Hasta aquí, ¿todo claro? Si te surge alguna duda, escríbemela en los comentarios.

La meditación es una habilidad. Esto es una muy buena noticia ya que quiere decir que puedes aprenderla. Para que lo entendamos mejor, voy a comparar la meditación con salir a correr. Al principio, cuesta correr 1 km pero con la práctica constante acabas sumándole kms a tu reloj y te vas sintiendo mucho mejor. Ocurre lo mismo con la meditación, requiere de una práctica constante hasta que vayas sintiéndote más cómoda/o.
Y suele ser más fácil si tienes a un/a profesional que te oriente.

No olvides que el objetivo de la meditación es empezar a focalizar más nuestra atención y tener una perspectiva del mundo y de nosotras/os mismas/os más saludable. El objetivo NO es hacerlo perfecto o ser la/el mejor meditador/a. No buscamos la perfección, es normal que tu atención se desvíe durante la práctica, es cuestión de constancia. Por lo tanto, centrémonos más en el proceso que en el destino final.

Beneficios de Meditar

Muchas veces las personas se preguntan cuáles son los beneficios de meditar y qué utilidad tienen estas técnicas en la vida diaria. A continuación, te cuento en qué te beneficiará practicar la meditación:

  • Disminuye los efectos del estrés
  • Aumenta la capacidad de concentración
  • Mayor bienestar emocional
  • Mejora de la calidad del sueño

IMPORTANTE: la meditación no equivale a una terapia. Si sientes que tienes síntomas relacionados con la ansiedad, estrés, depresión o te notas decaída/o, la terapia psicológica es la herramienta para trabajarlo y encontrarte mejor. Si tienes alguna duda o quieres empezar una terapia psicológica, contáctanos a través de este correo: andrea@tuespaciodeterapia.com

¿Qué es el Mindfulness?

Antes de indagar en la diferencia entre meditar y mindfulness, conviene que entendamos qué se entiende por mindfulness.

La atención plena es una capacidad básica del ser humano que nos permite estar en el presente, conscientes de dónde estamos y lo que estamos haciendo, y no ser demasiado reactivas/os o abrumarnos ante lo que sucede a nuestro alrededor. La buena noticia es que es una cualidad que ya poseemos por lo que basta con aprenderlo para acceder a ella.

Si te apetece indagar más sobre este tema te dejo este artículo, estoy segura de que te va a encantar: Cómo practicar mindfulness en un minuto.

Beneficios del Mindfulness

Cuando prestamos atención, miramos, observamos aquello que nos rodea desde otra perspectiva. Estos son los beneficios de incluir el mindfulness en tu estilo de vida:

  • Dejar el juicio, con el que tanto nos machacamos, de lado.
  • Prestamos más atención a cómo nos encontramos, cómo nos sentimos.
  • Tratarnos con más amabilidad.

3 diferencias entre la Meditación y el Mindfulness

La meditación y el mindfulness se encuentran muy relacionados entre sí, no obstante, esto puede llevarnos a confusión ya que aluden a cosas diferentes. Por este motivo, a continuación te comento 3 diferencias entre mindfulness y meditación:

1. La Meditación es una práctica y el Mindfulness una cualidad.

Conviene que tengamos muy claro que la meditación es una práctica y, a través de esta práctica, irás desarrollando diferentes cualidades, incluida la atención plena (mindfulness).

En contraposición, la atención plena describe una forma de vida específica que se puede cultivar a través de la práctica. Existe una categoría de prácticas meditativas llamadas “meditación de atención plena”, que ayudan al practicante a vivir y actuar con atención plena. Pero como veremos, hay muchas categorías de práctica meditativa, de las cuales la meditación de atención plena es solo una. A modo de resumen, podríamos concluir que el mindfulness es un estilo de vida el cual abarca muchas técnicas y la meditación es una manera, entre otra muchas, de practicar el mindfulness.

2. La meditación es un camino (entre muchos otros) para vivir de una manera más atenta.

La meditación es un método a través del cual podemos aprender a vivir conscientemente. Podemos concebir la meditación como una herramienta para cultivar la atención plena. De hecho, varios estudios han demostrado que la meditación ayuda a las personas a ser más conscientes de sus experiencias diarias. Simplifiquémoslo un poquito más, la meditación es la semilla que, con la práctica, alimentará y hará que crezca una maravillosa planta llamada atención plena.

3. El Mindfulness se puede llevar a cabo de manera formal o informal.

Meditar es algo paradójico, ya que es un ejercicio de “no hacer”. En general, el trabajo consiste en que nos convirtamos en meros observadores del mundo interior y exterior, ejerciendo un mínimo esfuerzo y adoptando una postura de no juzgar. Esto NO quiere decir que tratemos de poner la mente en blanco, esto no es posible.

Entiendo que te resulte extraño esta práctica de “no hacer nada” y bajar las revoluciones, ya que en la sociedad actual, premiamos el estar siempre haciendo algo y el estar desocupados/os, queda fuera del alcance. Por este motivo, esta práctica del mindfulness considerada como más formal no la lleva a cabo mucha gente por esa “falta de tiempo”. No obstante, todos queremos tener una vida más “mindful”.

Tengo buenas noticias. Afortunadamente, puedes teñir tu vida con mindfulness mediante prácticas más informales como por ejemplo el comer conscientemente, andar atentos/as o conversar conscientemente. En definitiva, practicar la atención plena de manera informal significa participar en las actividades cotidianas con la intención de estar en el aquí y ahora. Esto implica reducir la velocidad, prestar atención, dejar el juicio de lado y participar plenamente en cualquier experiencia que esté sucediendo en el momento presente.

¿Es mejor el mindfulness o la meditación?

Tal y como he ido comentando a lo largo del artículo en el que he destacado cuál es la diferencia entre meditación y mindfulness, ambas se relacionan. No obstante, si lo simplificamos mucho, digamos que el mindfulness es un estilo de vida que agrupa diferentes prácticas y la meditación es una de esas prácticas.

Recuerda, que una vida más atenta es algo progresivo y no tienes que llegar a ningún estándar. No te compares, cada persona vive en un entorno diferente y con una historia de aprendizaje a cuestas. Lo importante, es que te sientas bien con esta práctica y estilo de vida que vas adoptando.

La práctica del mindfulness supervisado y basada en la ciencia puede tener muchos beneficios para tu salud física y emocional. En este artículo, te he acercado al mindfulness y a la meditación, contándote la diferencia entre ambas. Recuerda que este artículo es meramente divulgativo, no equivale a terapia psicológica, si necesitas una ayuda más especializada o tienes alguna duda, pregúntame, me encantará atenderte, este es mi correo andrea@tuespaciodeterapia.com

Te mando un abrazo,

Andrea M.P.

Deja un comentario