Arte y psicología

No pienses que voy a hablar sobre el arte de la terapia…no, aquí hablamos de ciencia y la psicología no es un arte, es resultado de arduos estudios, no nace mágicamente. Aquí vengo a hablarte de la falta de acceso al arte. En la actualidad, las restricciones por la pandemia nos han dificultado el acceso a teatros, cines, museos, conciertos, libros, exposiciones etc y esto tiene consecuencias a nivel psicológico. ¿No piensas eso? ¿Eres de las/os que piensan que el arte se puede omitir? Si es así, en este artículo te cuento porque el arte es una actividad esencial y contribuye a tu bienestar psicológico.

¿Qué nos aporta el arte?

En primer lugar, es una actividad de ocio para muchas/os de nosotras/os. Te permite ir más allá de tus obligaciones diarias (no todo es trabajo en esta vida…). Piensa en cómo te sientes cuando escuchas a tu cantante favorito/a en directo o ves una obra de teatro…sientes que flotas. Esto contribuye a que te sientas bien, así, contribuyes a tu bienestar.

En segundo lugar, te ayuda a socializar. Apuntarte a un grupo de teatro, club de lectura, curso de pintura…te une a otras personas con los mismos intereses que los tuyos y ya sabes de sobra que somos animales sociales, nos encanta juntarnos, charlar y compartir experiencias. Además te hará tener ese sentimiento de pertenecer a un colectivo, el cual es muy reforzante.

En tercer lugar, te conoces más a ti misma/o. No, esto no ocurre por ciencia infusa, requiere de un esfuerzo. Es decir, el pintar, bailar, escribir o actuar te permite expresar lo que sientes, comprender y aprender a regularte emocionalmente. Para ello es interesante que estés más pendiente de la actividad que estés realizando y descubrirás lo que ocurre entre bastidores. Esto es lo que se denomina interocepción, vaya palabro, ¿verdad?

En cuarto lugar, entrenas el vivir en el aquí y ahora. Vivimos pensando en lo que podríamos haber hecho y lo que debemos hacer, olvidando lo que estamos haciendo AHORA. Al prestar más atención al presente, reduces el ritmo tan efusivo en el que te ves sometida/o y empiezas a captar la esencia de la actividad que estás llevando a término.

Como ves, el arte sí contribuye a tu bienestar psicológico. Hay infinidad de actividades accesibles para empezar a dejarte acompañar por el arte . Te voy a contar que estoy haciendo yo para añadirlo a mi día a día…me apunté a un curso de pintura al óleo, voy a enseñarte el primer cuadro que pinté .

Sé que en tiempos de pandemia no es posible ir a concierto o reunirte con mucha gente .No obstante, aunque llevemos la mascarilla como compañera de viaje, vale la pena. Dale una oportunidad al arte, exprésate escribiendo, siente al leer, ríe al bailar…disfruta de su esencia.

“El arte quita del alma, el polvo de la vida cotidiana”, Pablo Picasso.

¿Te has quedado con ganas de seguir leyendo un ratito más? Este artículo sobre “el estrés” te va a gustar.

Te mando un abrazo,

Andrea M.P.

Deja un comentario